Reformas de locales comerciales: tipos

Hay algunos factores a tener en cuenta en las reformas de locales comerciales, sobre todo, lo referente a la normativa para adaptarse a los requisitos en el ámbito estatal, autonómico y local. El propósito general es cumplir con estas obligaciones para garantizar la seguridad de las personas y el correcto uso de estos espacios.

Para la reforma de un local en nuestro país es necesario asegurarse de que la normativa permite el uso terciario. El Código Técnico de Edificación (CTE) recoge algunos criterios de gran importancia, como la prevención de incendios, las medidas de evacuación, la accesibilidad en los aseos y baños, la iluminación adecuada, entre otros detalles. Por este motivo, vamos a profundizar en este tema para tener una mayor compresión del mismo.

reforma de locales comerciales

Tipos de locales comerciales

En la actualidad, podemos encontrar hasta 23 ejemplos de locales comerciales destinados a diferentes actividades. En función de la elección, que dependerá de su singularidad, el rubro o los servicios integrados, a la hora de realizar una reforma, tendremos que tener en cuenta la normativa vigente. A continuación, vamos a seleccionar algunos de ellos para saber cómo interpretar la ley.

  • Tiendas minoristas. Estos son los locales comerciales más habituales y abarcan un amplio número de negocios, como tiendas de ropa, supermercados, librerías, etc.
  • Restaurantes y cafeterías. Estos espacios, donde se sirven alimentos y bebidas, varían según las dimensiones y categoría.
  • Oficinas. En esta categoría se incluyen los establecimientos que se dedican a actividades administrativas y comerciales. Nos referimos a aseguradoras, consultoras o agencias de publicidad, entre otras opciones.
  • Centros comerciales. En estas grandes superficies podemos encontrar una amplia oferta de servicios y tiendas minoristas, que responde a una gestión centralizada.
  • Industrias. Estos locales se destinan principalmente a fábricas, talleres o almacenes.
  • Locales de ocio y entretenimiento. En este caso, nos referimos a salas de juego, casinos, teatros, discotecas, cines, es decir, todo lo que significa disfrutar de actividades de entretenimiento.

Reformas de locales comerciales cafetería

En esta clasificación, también podemos encontrar galerías de arte, quioscos, hoteles, gasolineras, entre otro tipo de servicios, que son también muy comunes. Cada uno de ellos tiene sus propias características y cuando hay que hacer una rehabilitación, lo más conveniente es informarse previamente.

La solicitud del permiso de obra, según la normativa en la reforma de locales comerciales

Estas reformas van mucho más allá de la elección de un local y proporcionar un lavado de cara para mejorar su aspecto. Aunque el diseño es fundamental para comunicar la identidad y el valor de la marca, sin embargo, requiere de una planificación y conocimiento profundo de la normativa vigente. En nuestro país, esta rehabilitación debe garantizar que un proyecto cumpla con todos los requisitos legales.

Todos los reglamentos en el ámbito nacional establecen los aspectos técnicos para obtener la licencia urbanística que permite realizar la reforma del local. Cada municipio tiene su propio Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), en función de las particularidades de cada territorio, por este motivo, las exigencias pueden variar. Además, algunos negocios no necesitan permiso de obra, tal como explicamos a continuación:

  • Obras de reestructuración general o parcial del edificio. Si hay que hacer la distribución de un espacio interior en una tienda minorista, como habilitar un almacén, o bien, construir una escalera.
  • Obras de refuerzo de la estructura de un edificio. En el caso de tener que modificar una estructura de cualquier negocio para mejorar la resistencia, con el refuerzo de vigas, pilares de madera u hormigón, así como otras estructuras metálicas que no supongan ningún riesgo.
  • Obras de acondicionamiento en las fachadas. En algunos ayuntamientos, hay cierto tipo de reformas que no necesitan permisos de obra, como la reparación de las grietas, la pintura o incluir algunos elementos de decoración, como colgar un rótulo. Es decir, que si un supermercado o centro comercial decide pintar la fachada entra dentro de este apartado.

local comercial a pie de calle

Permisos para la reforma de un local

La solicitud de un permiso de obra evita posibles sanciones y garantiza la seguridad durante este tipo de trabajos. Sin embargo, las exigencias dependen de la institución local. Además, no solo se trata de una licencia, puesto que hay varios trámites que se deben realizar antes de poner en marcha estos negocios.

Licencia de obras

Este requisito es el que permite la reforma de una oficina, un restaurante, una tienda de golosinas o un gimnasio. En función del tipo de rehabilitación y las obras que se realicen, existen dos tipos de licencia.

  • Licencia de obra menor. Esta clasificación es para las obras menores y sencillas. Por ejemplo, cuando hay que suprimir las barreras arquitectónicas, instalar electricidad, calefacción, trabajos de fontanería, mejorar los revestimientos o renovar las puertas y ventanas.
  • Licencia de obra mayor. En este caso, se tiene en cuenta si afecta a la estructura común de un edificio, en función de donde se encuentre situado el local. Normalmente, son obras mucho más exigentes y costosas y, además, requieren de una mayor envergadura.

Licencias de apertura y actividad

Además de los permisos para la reforma de un local, también existen otras licencias necesarias para poder operar. Se trata de la licencia de apertura, un requisito obligatorio para abrir las puertas al público, así como la licencia de actividad, un documento legal, que extiende el Ayuntamiento, para certificar que el espacio reúne las características para desempeñar su actividad comercial.

En el caso de que estos locales se dediquen al ocio o al espectáculo, también deberán solicitar licencias especiales. En este caso, hay que asegurarse de que los trabajos de insonorización estén bien realizados para evitar ser penalizados por causar molestias a los vecinos. La contaminación acústica causa un grave perjuicio y afecta a la calidad de vida de las personas, además, está penalizada.

 

Esperamos haber resuelto las posibles dudas sobre las reformas de locales comerciales. Si estás interesado en realizar una reforma integral o parcial, te recomendamos ponerte en mano de profesionales. En Reforma-te contamos con un equipo de expertos para garantizar un asesoramiento personalizado y brindar la mejor solución.

Comparte si te ha gustado

Etiquetas