Ideas para reformar una casa vieja

Hacer una reforma siempre es un proyecto que lleva tiempo y un desembolso de presupuesto. Sin embargo, merece la pena después de ver los buenos resultados que se pueden obtener. Si necesitas ideas para reformar una casa vieja te proponemos algunas con las que no fallarás.

Las viviendas más antiguas ofrecen una gran cantidad de posibilidades para llevar a cabo una reforma integral y cambiar por completo su look, su distribución, así como los materiales de construcción. Para hacerlo, no obstante, es bueno tener una hoja de ruta y conocer todos los pasos imprescindibles.

Empieza por las paredes

Si ya vas a comenzar tu proyecto de reforma, porque has llevado a cabo un estudio exhaustivo sobre el estado de la casa, uno de los puntos más importantes a tener en cuenta son las paredes. En este caso, conviene quitar el gotelé, en caso de haberlo, para dejarlas lisas y perfectas para la reforma.

Después, otro paso primordial, sobre todo a la hora de reformar una casa antigua de pueblo, es pintar. Hazlo en tonos neutros y fáciles de combinar, y apuesta por dar color más tarde con los muebles y accesorios para que no quede un proyecto muy recargado.

Céntrate en el suelo

El suelo es otro de los puntos clave que debes reformar para que tu casa tenga un nuevo look llamativo y moderno. En este caso, son varios los materiales que puedes utilizar, aunque algunos de los más demandados en la actualidad son la madera, la piedra y la cerámica.

Elegir el suelo que mejor se adapte a tu proyecto hará que tu casa se revalorice y también que cumpla aspectos técnicos como el de mejorar la eficiencia energética y el de mantener el calor en invierno.

Ideas para reformar una casa vieja suelo

Reforma la cocina y el baño

La cocina y el baño son dos de las estancias más importantes del hogar, y también las que más suelen sufrir debido al uso intensivo que se hace de las mismas. En este caso, además, cambiarlas es imprescindible si tu idea es reformar para aumentar el valor de la vivienda.

En el caso de la cocina, puedes apostar por tirar tabiques y unirla al salón, creando un espacio mucho más amplio y cómodo. Además, debes apostar por la funcionalidad y elegir electrodomésticos que te ayuden en el día a día.

En el baño, por su parte, una de las reformas más comunes pasa por cambiar la bañera, un elemento que suele existir en la mayoría de las casas antiguas, por un plato de ducha. Después, elige tonos relajantes y sanitarios y muebles de calidad para que tu casa sea mucho más lujosa.

Ideas para reformar una casa vieja baño

Cambia puertas y ventanas

Tanto si vas a empezar la reforma desde cero, como si lo que buscas es añadirle a tu casa un plus de funcionalidad y comodidad, dos de los puntos más importantes que no debes perder de vista son las puertas y las ventanas.

Al cambiar las puertas, por ejemplo, conseguirás cambiar el look de tu vivienda por completo. Elige unas con un diseño moderno y de buena calidad para que puedas conservarlas durante muchos años más. En el caso de las ventanas, lo ideal es elegir aquellas que aseguren un buen aislamiento, tanto acústico como térmico. De nuevo, será un gran paso que marcará la diferencia para tu nueva casa.

Renueva el mobiliario

Tanto si la casa que vas a reformar es de pueblo como si está en la ciudad, el hecho de ser antigua asegura que el mobiliario no estará actualizado. Por eso, después de haber reformado otros elementos imprescindibles, también es el momento de prestar la atención que se merece a este punto concreto.

Los muebles nuevos deben contar con un diseño que encaje con la personalidad que desees que transmita tu nuevo hogar y seguir un estilo para que todo tenga sentido. Como elementos imprescindibles, opta por unos de buena calidad y realizados con materiales duraderos.

Ideas para reformar una casa vieja escaleras

Conserva las escaleras

A pesar de que este no es un elemento que está en todas las casas, lo cierto es que son muchas las viviendas antiguas que cuentan con él. En el caso de que tu casa tenga una o más escaleras de madera, debes hacer todo lo posible por mantenerlas durante y tras el proceso de reforma.

Para darle un nuevo look a tu escalera, lo primero que debes hacer es lijarla para quitarle el barniz. Después, deshazte del polvo usando un paño húmedo con alcohol y aplica tapaporos ayudándote de una brocha. Cuando todo se seque, es el momento de aplicar un par de manos de barniz al agua, lijando entre mano y mano, y quedará como nueva.

 

Como ves, son varias las ideas para reformar una casa vieja que puedes poner en práctica. Este tipo de viviendas son muy interesantes y podrás revalorizarlas de forma sencilla poniendo un poco de esfuerzo en conseguirlo.

Comparte si te ha gustado

Etiquetas